imagen

imagen

martes, 8 de diciembre de 2009

LA INMACULADA CONCEPCIÓN

El culto de la Inmaculada Concepción comenzó en Oriente en el siglo VI y en Occidente en el siglo VII, siendo España la nación que más se distinguió en la defensa de este privilegio. Llegó a América con los Misioneros y floreció en imágenes y templos, novenas, fiestas y procesiones.

El dogma de la Maternidad Divina consiste en que la Vírgen María es verdadera Madre de Dios, por haber engrendrado por obra del Espíritu Santo y dado a luz a Jesucristo, no en cuanto a su Naturaleza Divina, sino en cuanto a la Naturaleza Humana que había asumido en ella. La Iglesia afirma este Dogma desde siempre, y lo definió solemnemente en el Concilio de Éfeso del año 431. El Dogma de la Inmaculada Concepción consiste en que la Virgen fue preservada inmune de la mancha del pecado original desde el primer instante de su Concepción por singular gracia y privilegio de Dios Omnipotente, en atención a los méritos de Jesucristo, Salvador del género humano. Esta verdad fue proclamada como dogma de fe por Beato Papa Pio IX, el 8 de diciembre de 1854.

Los anteriores son algunos datos históricos del nacimiento de este Fiesta... En nuestra institución año tras año también se celebra de manera especial este acontecimiento, las estudiantes del grado Once son las encargadas de realizar la procesión de la Vírgen, luego la Eucaristía donde se reune toda la comunidad educativa para dar gracias por las bendiciones recibidas. Felicitaciones por su dedicación y esfuerzo a todas las estudiantes y a los profesores que colaboraron para que todo fuera un éxito...

Y para finalizar comparto esta bella oración para tenerla presente al encender una Luz:

SEÑOR, que esta vela que enciendo:
sea Luz con la que tú ilumines
mis dificultades y decisiones...
Que sea fuego para que quemes
en mí todo egoísmo, todo orgullo y toda impureza...
Que sea llama para que caliente mi corazón
y me enseñes a amar...
Te agradezco mi fe, te la ofrezco y te la doy.
Que pueda sentir tu presencia que es luz en las
actividades y trabajos de mi vida. AMEN...

Preescolar