imagen

imagen

martes, 13 de julio de 2010

La mejor selección: España es un merecidísimo campeón. Siempre fue al frente, buscó los partidos desde el pitazo inicial y, aunque con altibajos, fue fiel al estilo de toque impuesto por el Barcelona, porque además la base del equipo titular ibérico es la del catalán que gana y gusta en las competiciones locales e internacionales. España es el primer campeón mundial que comenzó con una derrota su participación en el torneo, pero luego ganó todos sus partidos y desde la fase de octavos por el mismo marcador, 1-0, suficiente para alzar la Copa del Mundo, esa que al comienzo del camino parecía esquiva, intocable, casi imposible.

El mejor jugador: El uruguayo Diego Forlán fue en Sudáfrica-2010 el modelo de jugador que deja huella: guerrero como pocos, de los que lleva la camiseta 'celeste' cosida en la piel, de los que siempre resuelve los problemas cuando más se necesita. Cinco goles, todos ellos golazos, además de un ánimo inclaudicable por ser el caudillo de Uruguay, le hicieron con justicia obtener la mayoría de votos para ser elegido por la Fifa como el Balón de Oro al mejior jugador.


Suramé
rica: A pesar de las eliminaciones de Brasil y Argentina en los cuartos de final, el papel de los equipos del área fue destacadísimo, empezando por el cuarto puesto de Uruguay. Paraguay estuvo a un penalti de eliminar a España y Chile cumplió. Por primera vez todos avanzaron a la segunda ronda y cuatro jugaron los cuartos de final.




El Gol
azo: El de Gio Van Bronckhortst de Holanda contra Uruguay.






El equipo ideal: Casillas; Maicon, Friedrich, Puyol y Van Bronckhortst; Busquets, Schweinsteiger, Xavi y Sneijder; Forlán, Villa.

Preescolar